martes, 13 de enero de 2009

RESEÑA HISTÓRICA

Cuenca, ciudad del sur de Ecuador, capital de la provincia de Azuay, se encuentra en un valle de la cordillera de los Andes a 2.581 m de altitud. Fundada en 1557, es sede de un obispado y de dos universidades.
Villa señorial y encantadora, se presenta al visitante cual doncella que nos enseña el encaje de su vestido como pregón de futuras promesas. Para mirarla de un solo golpe de vista se recomienda subir a la loma de Turi desde donde se goza de un bello espectáculo y se atisban las aguas del Yanuncay y las cholas lavanderas posadas en sus orillas. Llaman la atención por su carácter monumental la nueva Catedral con sus cúpulas azules. El interior es espacioso, con la suntuosidad que le confiere el mármol que luce por todas las partes y los hermosos vitrales. Si bien una nueva generación de arquitectos ha contribuido a la gala de la parte moderna de la ciudad, el encanto urbanístico de Cuenca está presente en las antiguas calles de la ciudad con sus casas solariegas de un solo piso, techumbres de tejas y amplio corredores adornados de plantas y flores para la sosegada vida familiar. La vida recoleta de la ciudad, sus claros ambientes, sus bellos rincones han sido estímulos para el florecimiento del arte poético y del pensamiento profundo que han sido las notas predominantes de sus más preclaros talentos en las más variadas ramas de la cultura. Se ha dicho que todo cuencano es poeta y al escuchar la peculiar entonación que tiene el habla morlaca se ha afirmado también que todo morlaco canta. Cuenca es una ciudad de museos como el de Arte moderno, el claustro de las Conceptas, la antigua Catedral, el Banco Central.






Santa Ana de los Cuatro ríos de Cuenca una ciudad para visitar puesto que en ella se logra volver a tiempos de antaño, la magnitud de sus iglesias glorifica la religión católica de sus habitantes, sus cholas y sus trajes típicos invitan al fisgoneo del visitante intuyendo que será un viaje para no olvidar jamás; es importante su visita porque es la capital del imperio Inca.






Desde el comienzo de sus tiempos es de carácter popular la diversidad de platos típicos: el cuy a la brasa servido con papas doradas, la sopa de quinua, el caldo de gallina, el mote pelado o con cáscara (cuero del cerdo), tortillas, tamales, caldo de patas (patas de cerdo), sus fiesta principal El Pase del Niño (Divinidad Niño Jesús Viajero) que se celebra en el mes de diciembre que es la más clara muestra del catolicismo de esta ciudad.
Ejemplo: En semana santa es costumbre la fenesca (Guiso que se toma especialmente en Viernes Santo, consistente en pescado, granos tiernos, leche y huevo, acompañado de plátano frito y otros aderezos)y en Carnaval el “Mote Pata”.


El Centro Histórico, gracias a la gran información que poseo recopilada puedo mencionar que está catalogado como el más extenso del país-mayor aún que el de Quito-, el más conservado y el que más dinámicamente viene renovándose desde hace una década. El Centro Histórico puede ser reconocido por la dominante arquitectura baja y por la presencia como agujas intercalas de las altas torres de las iglesias mayores; los edificios antiguos hechos de adobe o ladrillo son de estilo colonial.
“No es verdad que sus rincones han sido estímulos para el florecimiento del arte poético”.

Esta visita llenara todas las expectativas del visitante, podrá crear controversia y motivo de conversación entre sus admiradores, gracias a sus cholas y sus polleras que por sus bondad encantaron y a la misma vez invitaron al visitante a volver, nuestra ciudad podrá generar más ingresos para continuar con este permanente embellecimiento.
“Qué majestuosa, que emblemática, cuánto derroche de belleza, para la vista de aquellos ojos curiosos que estuvieron, están y estarán de visita en esta ciudad de Cuenca”


Cuenca tercera ciudad Capital de la provincia del Azuay, hacia el Sur del Ecuador, a 450 Km. de Quito (Capital de la República) y a 243 Km. de la ciudad de Guayaquil (Puerto Principal); altitud: 2.535 m. sobre el nivel del mar, población: 190.000 habitantes aproximadamente, temperatura: 14.6 grados centígrados anualmente.
“Así como la flor necesita del agua para vivir, así Cuenca necesita de sus turistas para el ornato de su vida”






En esta ciudad se encuentra una historia real, visible de la leyenda arquitectónica de todos los tiempos incluso desde Tupac Yupanqui con sus hijos, Huayna-Capac y Huáscar quienes heredaron sus grandes edificaciones de piedra y barro labradas a mano, como lo es el glorioso Pumapungo que fue el imperio incaico construido a finales del siglo XV, actualmente se conserva las ruinas de este templo tras la guerra civil entre Huayana Capac y Huáscar por la lucha del poder.

Los primeros Españoles quienes conquistaron esta ciudad poblaron esta pequeña urbe con casas estimadamente pequeñas de dos pisos de altura, estrechamente juntas que visto desde un mapa forman una cuadrícula, las edificaciones religiosas mantienen el modelo español con decoraciones árabes, con cúpulas visibles desde una montaña una clara muestra de este modelo es la Catedral la cual está construida con mármol de canteras españolas e italianas, su diseñador fue el Arquitecto San Juan Bautista Stiehle (sacerdote alemán) quien persentó su modelo insipirado por la Catedral de Cracovia de Polonia y los cuencanos lo aprobraron, para la construcción de lo que sería y es el templo más grande de Fé "Morlaca"
Los curiosos de la belleza arquitectónica encuentran en la ciudad de cuenca un aire español, colonial, frances, ya que, si nos situamos en el centro histórico de esta ciudad nos damos una pequeña vultecita en nuestro propio eje podremos admirar diferentes tipos de arquitectura en la cuatro esquinas fronteras de este centro.